Aunque no les ocurra a todas, muchas mujeres sufren problemas tales como nauseas, vómitos y mareos en los primeros meses del embarazo. Las estadísticas dicen que son aproximadamente un tercio de las mujeres las que los sufren, y suele ocurrir entre las semanas 8 y 15.

Os presentamos algunos trucos que pueden ayudar a evitar estas molestias:

  • Masticar chicle, especialmente si es de menta. al aumentar la salivación se segregan jugos gástricos, que mejoran la digestión. Es más recomendable que el chicle sea “sin azúcar“.
  • Beber agua helada a sorbitos, justo cuando se padecen las nauseas. Es un remedio sencillo y económico, que además ayuda a mantenerse hidratada.
  • Chupar un trozo de limón puede ayudar a cortar las nauseas.
  • Comer poca cantidad y cada 2-3 horas. Se facilita la digestión, pero hay que tener cuidado con la cantidad de comida, y hacer tentempiés ligeros.
  • Beber cantidades pequeñas de refrescos puede ayudar a cortar los malestares estomacales. Hay que tener cuidado con esto, porque la cafeína atraviesa la barrera placentaria e interviene en la absorción del calcio. No debe abusarse, por eso se bebe en sorbitos.
  • Dormir incorporada o semi-sentada, para las que se despiertan con nauseas por la noche. Se pueden colocar almohadones o una manta enrollada bajo el colchón para elevarlo un poco por la zona del cabezal. Si no se tolera, se puede intentar pasar un rato (mínimo 1 hora) sentada en el sofá tras las comidas.
Categoryalimentación, salud
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Para casos de emergencia        606 517 641