lumbalgia
La lumbalgia es una de las patologías más frecuentes en nuestra época que afecta tanto a hombres como a mujeres, adolescentes y adultos, su prevalencia alcanza cifras hasta el 40% de la población.
La lumbalgia o lumbago se define como el dolor de espalda baja, en la zona lumbar, causado por un síndrome músculo-esquelético, es decir trastornos relacionados con las vértebras lumbares y las estructuras de los tejidos blandos como músculos, ligamentos, nervios y discos intervertebrales. Es importante un buen diagnóstico y poner solución los antes posible.
Se origina por distintas causas siendo las más comunes el sobre esfuerzo físico, posturas inadecuadas y sobreesfuerzos en el trabajo, las actividades domésticas y los deportes. Se debe tener especial cuidado al mover o levantar pesos y en general a las inclinaciones forzadas de espaldas que se deben evitar.
El ejercicio físico y la actividad física de manera regular disminuye el riesgo de padecer lumbalgia. El sedentarismo aumenta el riesgo de padecer dolor de espalda y el reposo en cama tiene el riesgo de que este dolor se prolongue por más tiempo y reaparezca más fácilmente, es importante tener un buen tono muscular.

Existen diferentes tipos de dolor lumbar:

  • El dolor facetario, en el cual existe una inflamación entre 2 articulaciones cigoapofisiarias (dolor específico).
  • Otro tipo de dolor lumbar es el discógeno, donde el disco intervertebral posee una lesión que genera dolor (dolor difuso, en una zona inespecífica).
  • Dolor por la compresión radicular, donde la vertebra comprime la salida de los nervios que se dirigen hacia las piernas (el dolor irradiado hacia las piernas) conocido como ciática.
  • Otra causa de dolor puede ser una contractura muscular, una disfunción de la articulación sacro-ilíaca, o por algún órgano que refleje su disfunción en la zona lumbar, como los riñones e intestino delgado.

En la clínica puede presentarse como un dolor:

  • Aguda: si dura menos de 6 semanas.
  • Subaguda: si dura entre 6 semanas y 3 meses.
  • Crónica: si dura más de 3 meses.
Cabe mencionar que en los casos agudos, las estructuras que con más probabilidad resulten lesionadas son los tejidos blandos, el cual empeora con el movimiento y mejora con el reposo. Mientras que el dolor de espalda crónico generalmente tiene un inicio más insidioso, que se producen durante un largo período de tiempo y las causas físicas pueden incluir la osteoartritis, la artritis reumatoide, la degeneración de los discos entre las vértebras, de la columna vertebral o una hernia discal, una fractura vertebral (por ejemplo, de la osteoporosis).
Para la prevención de la lumbalgia es imprescindible adoptar una correcta postura en el trabajo y en caso de hacer algún sobreesfuerzo tener algunos parámetros en cuento como por ejemplo:

  • Esfuerzo de flexión: flexionar caderas y rodillas y no la columna lumbar para coger un objeto pesado situado en el suelo.
  • Levantar el peso: estirar las piernas (que estaban flexionadas) manteniendo la espalda recta con el peso pegado al cuerpo.
  • Coger el peso: el peso a levantar debe colocarse pegando al cuerpo (tronco).
  • En el trabajo de oficina: tener la espalda bien apoyada en el respaldo de la silla con su correcta altura y utilización de reposa pies.
El diagnóstico principal se realiza en la clínica con la exploración física adecuada. Si tienes alguna consulta no dudes en contactar con nuestros expertos.

SUSCRÍBETE
Categorylesiones, salud

Para casos de emergencia        606 517 641