pies-calientes
El invierno es una época del año en la que hay que aumentar los cuidados de nuestros pies. Los cambios de temperaturas, un zapato demasiado fresco o demasiado cálido o muy apretado nos puede producir lesiones. Lo mejor es tener en cuenta estos consejos para tener unos pies sanos:
  • Hay que evitar el uso de calzado que apriete demasiado.
  • Para favorecer la circulación es importante dar baños de contrastes con agua fría y caliente, frotar los pies con crema o mover las piernas para estimular la circulación.
  • También hay que evitar los cambios bruscos de temperatura o el calor directo de estufas o de bolsas de agua. Esto podría provocar la aparición de sabañones.
  • Es interesante usar calzado que tenga una suela de goma que aísle nuestro pies del frío. Además así también evitaremos posibles resbalones cuando el suelo esté helado o mojado.

masinfo_pedircita

SUSCRÍBETE

Para casos de emergencia        606 517 641