dermatitis_atopica

¿Qué es la tendinitis calcificada de hombro?

Con la llegada del frío y los contrastes térmicos presentes en nuestros hogares y zonas de trabajo, la piel se suele resentir, las que más sufren este malestar son las pieles atópicas, que son más propensas a que se resequen y se deshidraten causando picor y molestias.
Si hace unos días os hablábamos de los sabañones producidos por las bajas temperaturas, hoy os hablamos de la dermatitis atópica. Las bajas temperaturas tienen un efecto negativo sobre la piel. En condiciones extremas, ésta puede presentar un aspecto seco y apagado. La solución a estos problemas es la hidratación, tanto con el uso de cremas como con la ingesta de agua. Una alimentación basada en frutas y verduras con alto contenido vitamínico permite limpiar y recuperar los tejidos.
Las personas que sufren dermatitis atópica tienen una piel propensa a sequedad, suelen aparecer zonas enrojecidas a lo largo de su cuerpo seguidas de un picor intenso. Los más propensos a este malestar son los niños, con aproximadamente un 3 de cada 10 niños en España, sobretodo en niños de recién nacidos.
Los adultos no se libran de esta enfermedad, la piel atópica afecta a cualquier edad aunque las personas mayores es menos posible, rondando la cifra en torno al 10%. Las principales causas por las que podemos padecer piel atópica se debe al frio y los cambios de temperatura de manera extrema que encontramos, pasando en muchas ocasiones de los 4º a los 22º centígrados.
Las células que componen la piel se resecan y mueres, impidiendo la lubricación de la superficie, desprotegiendo la piel de las inclemencias y demás agentes patógenos externos. Para impedir que la piel se resienta, lo mejor que podemos hacer es hidratarnos de manera constante la piel y usar jabones y otros productos que no provoquen reacciones alérgicas en la piel.
La llegada del invierno también trae el peligro del sol, cuya acción desarrolla problemas como el fotoenvejecimiento y el cáncer cutáneo. La exposición solar unida a las bajas temperaturas provoca fragilidad cutánea, sequedad y surgimiento de arrugas, entre otras afecciones.
El pelo también sufre de deshidratación. El frío, la lluvia, los cambios de temperatura y los ambientes sin humedad tienen un efecto negativo en el curo cabelludo, surgiendo caspa y propiciando la caída del pelo. El uso de gorros y sombreros también tiene un fuerte impacto.
Desde nuestra clínica os animamos a cuidar más si cabe vuestra piel.
El tratamiento tiene mejores resultados cuando el paciente, los familiares y los médicos colaboran. El tratamiento se basa en:
  • La edad.
  • Los síntomas.
  • Su estado de salud.
Tratamiento estándar de la dermatitis atópica consiste en:
  • unas medidas de higiene suave
  • un tratamiento emoliente diario, el cual reviste una gran importancia (crema hidratante de composición conocida, con una eficacia probada y agradable de usar)
  • un tratamiento antiinflamatorio tópico (dermocorticoides y, de vez en cuando, tacrolimus) durante los brotes y, ocasionalmente, con carácter preventivo frente a los brotes.

    masinfo_pedircita

    SUSCRÍBETE
Categorybelleza, salud

Para casos de emergencia        606 517 641