cabinas_bronceadoras
Cada año aumentan un 10% los casos de melanoma en España, el cáncer cutáneo más agresivo. Pero no solo eso. Lo que hace unos años se presentaba sobre todo en población mayor de 50 años, hoy el cáncer de piel aparece cada vez a una edad más temprana. Los expertos apuntan que la detección precoz de la enfermedad posibilita su curación, por eso es tan importante acudir con regularidad al dermatólogo para evitar males futuros.
Un melanoma puede originarse a partir de una lesión pigmentada (nevus, lunar) ya existente. También puede aparecer sobre la piel sana, aunque no tengamos una excesiva concentración de lunares.
Y es que hoy en día, el cáncer de piel aparece cada vez a una edad más temprana. En este sentido, la labor de prevención es de vital importancia. Por ello queremos hacer un llamamiento de alerta sobre las cabinas de radiación ultravioleta, que suponen un gran riesgo para la salud.
La Organización Mundial de la Salud rechaza el uso de soláriums con el fin de broncear la piel. En 2014 Australia prohibió el uso de estas cabinas en todo su territorio. Hay que recordar que este país cuenta con uno de los porcentajes de melanoma más altos del mundo.
Los datos del Cancer Council no dejan lugar a dudas: el uso de las cabinas bronceadoras antes de los 35 años aumenta el riesgo de padecer melanoma en un 60%. Es preciso desmontar el mito de que los soláriums son buenos porque “preparan” al cuerpo para el bronceado. Ni mucho menos. Ocurre todo lo contrario. El bronceado artificial provoca riesgos de envejecimiento prematuro de la piel, quemaduras y, a largo plazo, cáncer de piel.
El peligro de las cabinas de bronceado viene por subestimar sus riesgos, ya que su uso es relativamente nuevo y carece de regulación específica. Nuestro consejo, no te la juegues. Protege tu piel, no la sometas al impacto de esta técnica artificial. Evita el riesgo de melanoma.
El diagnóstico precoz facilita el tratamiento y curación del melanoma. De no frenarse a tiempo, éste puede extenderse a otros órganos del cuerpo, produciendo metástasis y disminuyendo considerablemente las posibilidades de curación.
Muchas de estas lesiones son de difícil diagnóstico, por lo que ante la menor duda de melanoma debemos acudir a un especialista. La Microscopía de Epiluminiscencia Digitalizada (MEPLD) es un método no invasivo que permite aumentar la precisión diagnóstica y llevar un registro de imágenes de cada lesión. La MEPLD permite la observación en vivo de los nevus; así, el dermatólogo puede localizarlos y estudiar cambios en la estructura y morfología de los nevus para realizar un diagnóstico preciso.
Aunque nadie está a salvo de la acción de un melanoma, es recomendable que prestemos especial atención a nuestra piel si estamos dentro de los grupos de riesgo. Nos referimos a personas con un número elevado de lunares, individuos de piel y ojos claros o que presenten antecedentes familiares de melanoma.

tienda de cosmetica natural

SUSCRÍBETE
Categorybelleza, salud

Para casos de emergencia        606 517 641