vigorexia
La vigorexia se le conoce como dismorfia muscular, debido a la excesiva preocupación por el tamaño del cuerpo y el deseo de aumentar su masa muscular. Aunque este tipo de trastorno puede darse en ambos sexos, afecta generalmente a varones. En España, aunque no se disponen de datos contrastables sobre su prevalencia ya que se considera que está infra diagnosticada, se calcula que entre 20.000 y 50.000 personas podrían presentar trastornos del tipo vigorexia o dismorfia.

Las principales causas de este trastorno son biopsicosociales:

  • Factor biológico: debido a un desequilibrio de neurotrasmisores (serotonina).
  • Factor Psicológico: suele darse en personas con carácter introvertido, con pocas habilidades sociales, que se sienten inseguros con su aspecto, tienen una baja autoestima, sufren ansiedad, depresión y trastornos obsesivo-compulsivos.
  • Factor social: Debido a las razones estéticas, consecuencia de los estereotipos que son difundidos desde la infancia, por medio de la publicidad y el cine, implantando un canon de belleza asociado al éxito y la necesidad de sobresalir. Esto afecta a esas personas que, preocupadas por el aspecto físico y el culto al cuerpo, persiguen un modelo de varón fuerte y atlético como prototipo de salud y éxito social y se sienten frustradas porque consideran que su complexión no se ajusta a este modelo. Para estas personas el ejercicio físico que debería entenderse como una herramienta para un estilo de vida saludable, pasa convertirse en un medio para conseguir un cuerpo musculoso que nunca agrada al paciente. Siempre necesitan “un poco más”.

El comienzo

Es en la etapa adolescente cuándo este trastorno suele debutar, debido a que es una fase en la que las personas se sienten más vulnerables a las opiniones de los demás y desean alcanzar el éxito en sus relaciones interpersonales. Además de ser una etapa de continuo cambio físico.


Similitudes y diferencias entre anorexia y vigorexia

Anorexia
-Obsesión por la delgadez.
-Preocupación excesiva por la figura.
-Baja autoestima.
-Imagen distorsionada del propio cuerpo.

Vigorexia
-Obsesión por el volumen muscular.
-Preocupación excesiva por la figura.
-Baja autoestima.
-Imagen distorsionada del propio cuerpo.


Síntomas que nos indican que la persona sufre vigorexia:

  • Concepto distorsionado del cuerpo.
  • Dedica muchas horas a hacer deporte y muscular el cuerpo.
  • Consumo de sustancias dopantes, como anabolizantes para conseguir mayor volumen muscular.
  • Sentimiento de fracaso e incluso, depresión.
  • Sigue una estricta alimentación.

La vigorexia tiene consecuencias muy negativas como son por ejemplo:

  • Trastornos del aparato digestivo debido a los desequilibrios alimentarios.
  • Alteraciones hormonales.

Tratamiento

Para tratar este trastorno es necesario un abordaje multidisciplinar: psicólogo, dietista y educadores físicos, así como la participación de su entorno familiar y social. Desde un enfoque psicológico y emocional, recuperando la autoestima del individuo, contar con el apoyo de su entorno afectivo, conseguir que supere el miedo al fracaso, potenciar la vida familiar y las relaciones sociales dedicándoles más tiempo e incluyéndolas en su rutina habitual. Desde un enfoque educativo, información nutricional donde se muestre las consecuencias negativas de ese tipo de conducta alimentaria y los beneficios de otro tipo de alimentos, pueden corregir el trastorno de alimentación.

SUSCRÍBETE
Categorydeporte, salud

Para casos de emergencia        606 517 641